Creando algo para todos: La pastelería tradicional vegana y sin gluten desde nuestros ojos.

pastelería tradicional vegana

Sobre cómo en Chök hemos convertido en nuestra misión que todos podamos disfrutar de la pastelería tradicional vegana de autor.

Cuando Chök abrió sus puertas en 2013, se conceptualizó como un espacio dedicado al chocolate en todas sus formas y expresiones. Si se puede hacer con este ingrediente, nosotros definitivamente queremos y vamos a hacerlo. El límite, literalmente, no existe, y sigue sin existir en nuestra cocina. La libertad para crear es absoluta, y si de ello surge algo que nos encanta, tened por seguro que lo encontraréis en nuestras tiendas. ¿El objetivo último? Que vosotros lo disfrutéis tanto o más como nosotros hemos disfrutado creándolo. Al final, de eso se trata, de vosotros, tanto de los que nos recibisteis con los brazos abiertos en 2013 como lo que a día de hoy seguís disfrutando de nuestras creaciones. 

Si hay algo en lo que muchos estaremos de acuerdo es en que la comida nos une. Nos sentamos juntos a desayunar, a comer y a cenar. Cocinamos y comemos juntos, compartimos platos, y cuando probamos algo que nos encanta sentimos la necesidad de que los demás también lo prueben. Y eso queremos nosotros, que todos lo disfrutemos, que todos lo podamos compartir, y que nadie se quede fuera de nuestra experiencia. Pero si somos honestos, eso cada vez parece más complicado. Yo soy intolerante a la lactosa, mi prima es celíaca, y el vecino del segundo es vegano. Así que ir a comer juntos o compartir platos es prácticamente una secuela de “Misión Imposible”. Y esa no es la idea, al menos no la nuestra. 

“De todo esto, ¿qué me puedo comer?”. Bueno, si nos lo preguntas a nosotros, nos gustaría poder decirte “Pues mira, todo, o casi todo”.

Cuando creamos Chök teníamos claro que queríamos ser parte de la solución, no del problema. Y eso pasa por construir un proyecto que tenga en cuenta tanto al cliente que ha venido hoy, como los que quedan por venir. Y ese proyecto se hizo realizad cuando conseguimos abrir Chök Gluten Free

Como el mismo nombre indica, Chök Gluten Free es un espacio libre de gluten para conseguir que aun más personas puedan disfrutar de nuestros productos. En ella podrás encontrar desde kronuts hasta muffins, cookies, y una gran variedad de productos y sabores para que puedas elegir el que más te apetezca. 

Aun así, nuestras ganas de ser accesibles para todos no terminaban allí. Cuando la gente piensa en dulces y pastelerías, los ingredientes que te vienen a la mente siempre van a ser la harina, la leche, la mantequilla… Cuando eres vegetariano, vegano o intolerante a la lactosa, y pretendes darte un capricho y entrar a una pastelería tradicional vegana, lo primero que piensas es “De todo esto, ¿qué me puedo comer?”. Bueno, si nos lo preguntas a nosotros, nos gustaría poder decirte “Pues mira, todo, o casi todo”. Si en Chök hemos conseguido ser una pastelería de referencia para el público vegano, vegetariano y celíaco, es porque desde el primer momento ese fue nuestro objetivo: Crear algo para todos. 

La pastelería más tradicional también puede estar a la vanguardia de los cambios sociales que estamos viviendo en el mundo. Como dijimos al principio, queremos ser parte de la solución, no del problema. Ofrecer nuestros productos en sus versiones veganas y sin gluten forma parte de la esencia de Chök. No nos dejamos limitar por ingredientes, buscamos formas de innovar y de adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes, y sobretodo, queremos unir y ser un punto de encuentro para todos aquellos que disfruten de todo lo que la pastelería puede darnos. 

De momento no lo estamos haciendo nada mal, ¿no creéis?